MI HOGAR

 

ConstruímihogaRconlosmurosamilibertad

Anuncios

DÍA DE LA MADRE

 

 

Nunca te quise

jamás te querré

te quiero ayer

te querré hoy

 mañana te quise

y siempre.

Cuando te quiero no existe el nunca, el jamás, tampoco la nada.

Cuando te quiero fue y será presente, tan simple e incondicional.

A MI MADRE

Soy de tu llanto, el rocío,

de tus labios, el canto,

 la pena de tus primaveras,

 de tus horas, el día,

el paso siempre firme,

el incauto, y te amo

por fuerza de mirarte un solo instante.

 

No necesito más que tu descanso en mi agonía,

los surcos de tus manos en la mía.

Te quiero a fuerza de reírte,

con solo oírte,  mi alegría,

porque me ganas, me ganaste,

¡Madre mía!

POESÍA LIBRE

Me asaltan libremente palabras inconexas
buscando el zurcido de mi costura.
¡A mí!
pobre incauto conocedor de la fragilidad de la seda,
quizás desean el alivio de mi locura,
protegerme de la lluvia bajo el nylon que me ciega,
quizás son inútil calabozo pasajero de mi impostura,
hacedora de rimas burdas y palaciegas,
tal vez, octavas, quintetos, endecasílabos o malas hierbas
enredándose entre mis hojas con soltura.
¡Ellas!
se enhebran en mi testuz y punzantes aseveran
que son poesía libre y versa.